Atracción y admisión de estudiantes: más allá del COVID-19

Student recruitment and admissions: Looking beyond COVID-19

Puntos clave

  • Las expectativas de los estudiantes indudablemente cambiarán. Es esencial que las instituciones comiencen a pensar cómo los procesos centrales y las prácticas institucionales también pueden necesitar cambiar después del COVID-19 y más allá
  • Fomentar las comunicaciones y la disponibilidad de datos será más importante que nunca a lo largo de todo el ciclo de vida del candidato, solicitante y estudiante
  • Como es poco probable que las instituciones tengan datos para respaldar el modelo de cómo se comportarán los estudiantes este año, necesitarán las herramientas adecuadas para garantizar que sean lo suficientemente ágiles para responder a los cambios desconocidos de comportamiento y sean lo más receptivos posible

El 3 de abril de 2020, celebré mi fiesta virtual de cumpleaños, vía Zoom. No era el cumpleaños que esperaba este año, pero aproveché al máximo, y adaptarme a la nueva normalidad durante la pandemia de coronavirus (COVID-19) se ha convertido en una parte de la vida cotidiana para mí, así como para mi familia, amigos y colegas.

Desde que comenzó la contingencia, ciertas palabras han aumentado su popularidad: distanciamiento sin precedentes, cuarentena y online. Otra palabra que me ha llamado la atención es la palabra "pivote" y una búsqueda rápida en Google da la definición de "girar o dar la vuelta".

Durante estos tiempos sin precedentes (¡perdón, intentaré limitar el uso de esta palabra!), he reflexionado sobre los giros y vueltas en los últimos nueve meses. Después de 15 años de trabajo en la Universidad de Oxford Brookes (OBU), decidí unirme a Ellucian en julio de 2019. En OBU, mi función como Gerente de Programas de Aseguramiento se centró en apoyar el cambio estratégico en toda la institución y los puestos anteriores también incluyeron Gerente de Desarrollo de Sistemas Estudiantiles y Oficial superior de admisiones.

Ahora, en mi puesto actual como Consultor de Soluciones en Ellucian, sigo utilizando mi experiencia y conocimiento en educación superior, en particular en torno a la capacidad de atracción y admisión de estudiantes, para ayudar a las instituciones a unir personas, procesos y tecnología para que puedan ver el panorama general y alcanzar sus objetivos estratégicos.

Pasé de un rol en el que ocasionalmente podía trabajar desde casa a ser un trabajador remoto y flexible. En Ellucian, hemos adoptado nuevas formas de trabajar y conectarnos con nuestros clientes durante la pandemia, como la realización de talleres de descubrimiento y capacitación a través de Zoom, que normalmente serían en persona. Aunque todos nos hemos adaptado rápidamente a esta nueva forma de trabajar, una vez que finalice el cierre, ¡no podemos esperar para visitar nuevamente a nuestros clientes de educación superior en el campus!

En solo tres meses ha habido un gran cambio en el sector de la educación superior. Sé que muchos colegas en el sector estarán pensando en cómo "pivotarán" y se adaptarán a la nueva normalidad en el futuro.

Adaptarse a comportamientos cambiantes

El impacto del COVID-19 ha tenido (y sigue teniendo) un profundo efecto en instituciones y estudiantes por igual. Indudablemente, las expectativas de los estudiantes cambiarán, por lo que es esencial que las instituciones comiencen a pensar acerca de cómo los procesos centrales y las prácticas institucionales también pueden cambiar. En términos de los comportamientos cambiantes de los estudiantes, aquí hay una idea de lo que podemos esperar:

  1. Cambio de enfoque y apasionamiento sobre futuras especialidades
  2. La disyuntiva entre aplazar o no aplazar
  3. Reconsideración de los lugares para estudiar (local contra intercambio contra en línea)

A medida que el paisaje evoluciona, muchas instituciones sufrirán cambios en la forma en que operan e interactúan con sus estudiantes, a la luz de estos comportamientos cambiantes. Y también pueden comenzar a pensar en cómo la tecnología puede ayudar a abordar sus desafíos actuales y futuros.

Ante la incertidumbre sobre los planes futuros de los estudiantes, fomentar las comunicaciones y el compromiso a lo largo de todo el ciclo de vida del candidato-solicitante-estudiante será más importante que nunca. Para impulsar un servicio más rápido para los estudiantes actuales y potenciales, hay algunos beneficios claros al utilizar un sistema CRM para estudiantes y apoyar la estrategia institucional.

En primer lugar, mantener toda la información relevante en un solo lugar, contrario a usar varias hojas de cálculo o un sistema en papel, permite un acceso más fácil a la información, sin importar desde dónde trabaje el personal (dentro o fuera del campus).

En segundo lugar, puede llegar a sus estudiantes objetivo de manera oportuna, a través de la automatización y los flujos de trabajo, y personalizar su compromiso mediante la creación de planes de comunicación multitoque para nutrir a los futuros estudiantes. Esto le permite visualizar cada punto de contacto potencial, ya sea por teléfono, correo electrónico o mensaje de texto, mientras rastrea cada interacción en un solo lugar.

Además de las comunicaciones ágiles, tener datos disponibles también será crucial durante el ciclo de vida de atracción y admisión de estudiantes. Como es poco probable que las instituciones tengan datos para respaldar el modelo de cómo se comportarán los estudiantes este año, necesitarán las herramientas adecuadas para garantizar que sean lo suficientemente ágiles para responder a los cambios de comportamiento desconocidos y sean lo más receptivos posible.

Por ejemplo, es esencial monitorear de cerca los patrones de aplazamientos y abandonos durante estos tiempos inciertos y comprender cómo están respondiendo los posibles estudiantes y cuáles son sus preocupaciones. Si sus datos se almacenan en un solo lugar, las vistas en vivo del tablero de un sistema CRM proporcionarán una visión general de las tendencias y, a su vez, ayudarán a las instituciones a priorizar su respuesta y compromiso con los estudiantes.

Por lo tanto, de cara al futuro, las instituciones deberán reconsiderar si sus datos, procesos y marco tecnológico brindarán la capacidad de atracción y reclutamiento de estudiantes, y si les dará una ventaja competitiva sobre otras instituciones.

Planear más allá de COVID-19

Cuando la interrupción inicial disminuya, las instituciones de todo el mundo enfrentarán desafíos y preguntas muy similares que deben abordar: usted no está solo. Muchas instituciones comenzarán a pensar (si aún no lo han hecho) sobre el futuro y cómo podría ser.

Por ejemplo, ¿estarán los estudiantes en el campus en septiembre o noviembre de 2020, o podría ser incluso enero de 2021 y más? ¿Qué desafíos traerá esto? ¿Cuáles son las expectativas de los futuros estudiantes? ¿Seguirán las conferencias cara a cara? Por ejemplo, la Universidad de Cambridge ha anunciado que suspenderán las conferencias masivas en persona durante el próximo año académico.

Entonces, ¿qué pueden hacer las instituciones para estar listas para satisfacer estas necesidades nuevas y en evolución? ¿El COVID-19 realmente ayudará a acelerar la adopción de tecnologías para promover formas de trabajo nuevas y más eficientes?

La innovación y la agilidad serán clave para garantizar que las instituciones estén bien posicionadas para sobrevivir y prosperar a medida que la revolución del COVID-19 comience a asentarse. Por ejemplo, el personal debe poder trabajar de manera mucho más ágil con un trabajo más remoto. Creo que esto se convertirá cada vez más en la nueva norma y conducirá a un ritmo mucho más rápido que antes.

Con muchos campus cerrados y equipos administrativos que tienen que trabajar de forma remota, ofrecer una experiencia consistente y receptiva para los estudiantes actuales y futuros nunca ha sido tan importante. Las soluciones en nube, así como una experiencia móvil más conectada, serán clave para impulsar esta transición.

Un área que es de particular interés para nosotros en Ellucian es cómo las instituciones pueden garantizar que tengan las capacidades comerciales que les permitirán adaptarse y asumir nuevos desafíos en el futuro.

El entorno operativo posterior al COVID-19 obliga a muchas instituciones a reevaluar su posición, nunca ha sido más importante identificar y ofrecer capacidades comerciales que respalden a su institución y sus objetivos estratégicos de manera más ágil. En mi próximo blog, profundizaré en el marco de transformación digital de Ellucian y cómo un enfoque en capacidades y beneficios de una estrategia de atracción y admisiones, ayuda a apuntalar el cambio.

Mientras tanto, escuche al Equipo de Transformación Digital de Ellucian (En inglés) discutir los puntos clave de alcance institucional para apoyar a su campus en el futuro, incluida la forma en que la adopción de un marco de transformación digital ayuda a apuntalar el cambio.

Finalmente, volviendo a mi palabra "pivote": ¿Cómo se está adaptando su institución a la nueva normalidad y qué nuevas prácticas o nuevas formas de trabajo adoptará?

Meet the authors
Iain Sloan
Iain Sloan
Consultor de soluciones